lunes, 1 de enero de 2018

Ya no habrá más KATIUAK

hijos de Ron y de Zuri., porque a Zuri la esterilizamos el pasado 29 de septiembre.


Mi preciosa reinita se ha convertido en nuestra gatita casera. Comparte sofá y mimos de todos los humanos de la familia.

La azul ruso que siempre ha sido se manifiesta más claramente cuando está sola. Porque los gatos son jerárquicos, querid@s, igual que los perros. Y cuando están juntos, si le brindamos atenciones a los segundos en el orden, no las reciben con agrado porque se exponen a la reprobación de los jefes. En cualquier caso, es una gatita tan tímida como curiosa, así que, antes como ahora, cada vez que quiere regalarme sus ronroneos no puede hacerme más feliz.

Hay cosas que siempre he sabido. A la par me despierta asombro y sonrisa saber que no soy la única dueña de tan vastos tesoros. Un regalito que ha pasado a ser físicamente mío estas navidades, pero que me pertenecía hace años:



¡Ay!, ya sé, ya sé, que a quienes nos seguís con cariño y atención a partes iguales acabo de daros un susto. Un perdón pequepequeñito....

Y una alegría que algun@s ya sabéis: Ron, Tximist y Hasi comparten nuevamente espacios y cariño desde hace tres semanas, más, menos. Espero muy pronto poder daros grandes noticias. Y si no, siempre nos quedará... febrero, el mes de los gatos, jijiji, ;).

Abrazos Azules para llenar todo el 2018 y los que están por venir.

¡¡Salud, EDDEM!!

El tiempo no se para ante nadie El Barrio

Hay un libro de Stephen King, Tommyknockers, que viene a decir que la misma idea puede aparecer a la vez en varias personas. Algo así también como la Gestalt, somos más que la suma de las partes. Pues eso, aunque mi cuento tiene muchos muchos más años que esta canción, la primera vez que la oí no pude evitar imaginar al Señor Zapatones sobre Sandrine corriendo por una playa infinita....

https://www.youtube.com/watch?v=xV2As3ZZ6nU

Najma llegó a nuestra vida el 3 de agosto:




































Pareciera que los insignificantes todopoderosos seres humanos podemos detener el tiempo.


Nada mejor que un galgo que ya lleva 8 meses a nuestro lado para entender que el tiempo no se para, que el tiempo no corre, que el tiempo 


¡¡¡VUELA!!!

¡¡Feliz 2018!!

¡¡Salud, EDDEM!!

2018

Ya está aquí un nuevo año: ¡¡Feliz 2018!!


¡¡Salud, EDDEM!!